Avisar de contenido inadecuado

EL mundo según Joseph: Hienas de rojo y la rebatiña revolucionaria

{
}

 

 

hiena.jpg

(José Luis Cedeño/Opinión ACN).- El pasado año 2010 en su tradicional lista de los hombres más ricos del mundo la revista Forbes, resaltó un dato muy curioso para los amantes del socialismo y comunismo, que por primera vez en 20 años, Moscú es la ciudad con más multimillonarios, superando así a nueva York. Casualmente 20 años después de la caída de la Unión Soviética, un fenómeno que nos indica como los “revolucionarios” generalmente son hienas esperando pacientemente hacer riqueza en nombre del pueblo.


 

Actualmente, la capital rusa acoge a 79 de los 101 multimillonarios rusos incluidos en la lista Forbes, 15 de los cuales están entre los 100 hombres más ricos del mundo; Además, la mayoría de esos millonarios, no sobrepasa los 50 años de edad, lo que indica que hicieron sus fortunas post era comunista, es decir, hace apenas 20 años.


Entonces cómo se explica que Moscú, haya pasado en 20 años de ser la capital del socialismo al más salvaje consumismo capitalista. Muy fácil, el socialismo, es pura metáfora inútil, para engañar a los que menos tienen, con la ilusión de que algún día, todos tenemos tan poco como ellos, y así habrá justicia.


Bien decía Hannah Arendt que: “El revolucionario más radical se convertirá en un conservador el día después de la revolución”. Tal frase puede explicar el estado total de rebatiña revolucionaria que ocurre en los países que pasan del máximo estado de comunismo al apogeo capitalista en solo unos pocos años. Esto debido a la idea colectiva de que todo pertenece a todo, y el aprovechamiento de los funcionarios de nivel medio de tal situación.


Imaginemos la Rusia post Unión Soviética, cuando cae el partido comunista y todo ese sistema, obviamente los líderes fundamentales, deben huir, pues el pueblo los conoce y condena, pero esos funcionarios medios, que están de bajo perfil, son los que al tener los contactos y el dinero restante del caos, comprar a diestra y siniestra los restos de la revolución emergiendo con el nuevo estado burgués.


Esa situación no ocurrió solo en Rusia, sino en todos los países que pasan de una transición semejante; incluso aquí en Venezuela en la era post Gómez, muchos de los testaferros y encargados de las miles y miles de fincas de el Generalísimo repartidas a lo largo y ancho del país, se adueñaron de esas tierras, una vez muerto el Dictador.

 

 

Por eso, en una hipotética transición post chavismo, la nueva clase burgués no serán los Diosdados o Ramírez, pues seguramente ellos se irían del país, con las manos llenas, sino sus encargados, y testaferros, que se harían dueños y señores, de empresas por aquí y por allá, y amasando más y más fortuna.


Entonces, quizás en unos 20 años, Caracas, sea la ciudad con más millonarios del mundo, superando a Moscú, y Venezuela pase del socialismo del silgo XXI, al puro y simple capitalismo, por obra y gracia de las hienas rojas, y la rebatiña revolucionaria.


Que inocente fue Frédéric Chopin al acuñar su frase: “Soy un revolucionario, el dinero no significa nada para mí”. Seguramente no conoció a mis amigos rusos, o a mis panas chavistas.

 

@joseph2481

 

{
}
{
}

Deja tu comentario EL mundo según Joseph: Hienas de rojo y la rebatiña revolucionaria

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre